En el corazón de tu ciudad  

              En el correr de tus días, en el caos de mil ocupaciones, nunca has sentido el deseo de estar un poco en silenzio para encontrarte tu mismo?

        Has tenido alguna vez un espacio de paz, de sentirte acogido, escuchado y amado? 

        Estan lugares hechos para ti, no lugares lejanos…no tienes necesidad de una agencia de viale para alcanzarlos estan en el corazón de tu ciudad. Estan con las puertas abiertas, para ti… entra y encontraras una Presencia viva: Jesus, el Hijo de Dios, Aquel que ha resucitado de entre los muertos, ha donado a todos la esperanza de una vida que no muere. 
    
   Jesús no nos deja solos en el mar de la vida. “Yo estoy con ustedes todos los dias”, nos ha dicho antes de dejarnos en su existencia terrena. Su promesa se ha cumplido plenamente en la Eucaristia, su Cuerpo dado por ti: es ahí que encuentras el corazón de Dios y también el tuyo.
   Siente en esta Presencia que esta fuera de ti y te pide de ser reconocida, amada y adorada... Sì, porque adorar es retornar a la fuente misma de la vida, es "meterse una mano delante a la boca" para asombrarse de frente al grande misterio de Dios, un retornar a las propias raices y sentirte aquello que realmente eres; una creatura amada, pensada desde sempre, unida inexplicablimente al interno universo que te rodea.   
    Si estas oprimido de la fatiga y de la tristezza, si  lo estres del trabajo y las dificultades en la familia parecen insuperables, no te dejas desanimar... viene, bebe el agua fresca de la consolación y del gozo, abre los horizontes de tu corazón y de tu mente… buscalo en este oasis de oración y de paz. 
    Estamos nosotras, las Hijas de la Iglesia  dispuestas a acogerte…  
    Queremos estar junto a cada persona que tiene hambre de pan pero también hambre de Dios, de su paz, de su silencio, de  su amor, para descubrir junto a Jesús es el centro de la vida, la plenitud de la alegria, la respuesta a las preguntas mas profunda.   
    En nuestros centros eucaristicos, la Eucaristia se deja adorar todos los dias. Y no decir…”yo no se orar”.  Basta que te metas a su Presencia, contarle tus penas, y tus deseos, confiarle aquello que esta a tu corazón. Esta delante de ti el Dios que te a aceptado de hacerse hombre, de hacerse pobre, pequeño hasta hacerse un simple pedazo de pan en una total entrega de amor. Ahora, quieres dejarte encontrar?

   Viene a  encontrarnos, busca el tiempo necesario para hacer pausa … en el silencio nosotras rezaremos contigo si tu quieres, podrás participar a la celebración de la Santa Misa, a la oración de los salmos ... sobretodo podrás crecer más en el conocimiento de Dios que te hace mirar con ojos nuevos las dificultades de la vida ... mirarás las cosas y los eventos con ojos purificados de la oración
    Si estas interesado podemos ofrecerte varios instrumentos que te ayudarán  y aprofundizar el camino de fe: libros, fogletos, también  la posibilidad de  un diálogo, de una experiencia de fraternidad compartida.
    Con tu presencia contribuirai para hacer el centro eucaristico un a far diventare il centro eucaristico un "jardin" de  espiritualidad que pueda hacer descubrir también que pueda escubrir también a los otros el gozo de ser hijos del mismo Padre, el gozo de estar en la Iglesia en camino sobre las caminos del hombre.

 


Enkel - Due Metri