Regenerados por la belleza

 

  • ¿Te has interrogado alguna vez sobre el sentido de tu vida como creyente?

  • ¿Cuáles son las aspiraciones que llaman a la puerta de tu corazón y te exigen respuestas concretas, que te comprometen, que te implican totalmente?

  • ¿Te has preguntado alguna vez qué significan para ti: espiritualidad, interioridad, oración, meditación, itinerario di fe, escuchar la Palabra?

  • Los ejercicios espirituales pueden ser la ocasión para tratar de responder a estos interrogantes, pero sobre todo para tener una fuerte experiencia de Dios, una oportunidad para escuchar con profundidad su Palabra que acogida en tu vivencia personal, en un clima de silencio y de oración te da la capacidad de comprender mejor el camino para conocer y seguir a Jesucristo nuestro Señor.

  • Nuestras casas de oración y espiritualidad ofrecen estas posibilidades.

  • Escoge el curso, la jornada o la experiencia que más te parece apropiada o que se ajuste a tus necesidades e inquietudes y déjate animar por el deseo de tener un contacto directo con Dios y contigo mismo y, lánzate a esta aventura que seguramente te enriquecerá.
 
"El deseo de Dios está inscrito en el corazón del hombre,
porque el hombre ha sido creado por Dios y para Dios;
y Dios no cesa de atraer para sí al hombre
y solamente en Dios el hombre encontrará la verdad y la felicidad que busca sin pausa.

“Goce el corazón de quien busca al Señor”.
Si el hombre puede olvidar o rechazar a Dios,
Dios nunca se cansa de llamar a cada hombre
a buscarlo para que viva y encuentre la felicidad.

Pero tal búsqueda exige del hombre todo el esfuerzo
de su inteligencia, la rectitud de su voluntad, “un corazón recto”
y también el testimonio de otros que lo guíen en la búsqueda de Dios. 
                                                                             (CCC n. 27.30)
 

Enkel - Due Metri